Ácidos grasos

Omega 3 DHA

¿Qué es?

El DHA es un micronutriente básico y se forma a partir del EPA. El DHA puede incrementar los niveles plasmáticos de EPA mediante complejas rutas metabólicas.

El DHA se encuentra casi exclusivamente en el pescado graso y marisco, y en menor cantidad en el pescado blanco. También es fuente de DHA las algas marinas.

El ácido docosahexaenoico contribuye a mantener el funcionamiento normal del cerebro y al mantenimiento de la visión en condiciones normales, entre otras funciones

Aceite de pescado concentrado al 80% DHA en forma de triglicéridos, procedente de pesca sostenible de todo el mundo (certificado Friends of the Sea).

Obtenido mediante un proceso que combina una extracción y una cromatografía de fluidos supercríticos, se obtiene un DHA concentrado de máxima pureza. Los valores de oxidación, metales pesados y pesticidas están por debajo de los límites establecidos por el GOED (Organización Mundial de EPA y DHA) y la Farmacopea Europea.

Formas de complementar DHA

El DHA es un ácido graso altamente poliinsaturado. Puede complementarse a partir de diferentes formas moleculares como en fosfolípidos, ácidos grasos libres, etiléster o bien, en una de sus formas naturales que son los triglicéridos. Aparte de la forma molecular en la cuál se presenta, la forma de obtención también es un parámetro de calidad, ya que permite obtener DHA más puros y aislados de otros ácidos grasos que no interesen. La extracción y cromatografía por fluidos supercrítidos es el método que permite purificar el DHA, sin incrementar la temperatura y sin utilizar disolventes químicos.

PRECAUCIONES con DHA

El DHA es el ácido graso omega 3 más poliinsaturado. El pescado azul y algunos mariscos son los alimentos que contienen cantidades significativas de DHA, sin embargo, la mayoría contienen tóxicos como el mercurio. Según el proyecto DEMOCOPHES realizado en el 2011, la presencia de mercurio en el organismo de las mujeres españolas es seis veces superior a la media de 17 países europeos, hecho posiblemente relacionado con la ingesta de pescado. Esta es una de las conclusiones del proyecto Democophes, que ha estudiado la exposición a cinco contaminantes ambientales en mujeres y niños: mercurio, cadmio, cotinina, ftalatos y bisfenol A. El mercurio, cuyos altos niveles se explican por el elevado consumo de pescados como el atún rojo y el emperador, está considerado un neurotóxico que afecta al desarrollo infantil.

Alimentos con DHA

Los alimentos de origen marino como pescados grasos, marisco y algas, son las mejores fuentes de DHA. En el mercado también existen alimentos enriquecidos con DHA como por ejemplo los huevos con alto contenido en DHA. Esta modificación se lleva a cabo enriqueciendo el pienso de las gallinas con algas con alto contenido en DHA.

El pescado de piscifactoria contiene la mitad de omega 3 que el salvaje, y contiene tóxicos ambientales, en parte por su alimentación a base de soja y maíz transgénicos.

Funciones fisiológicas

El DHA posee propiedades antiinflamatorias y, los últimos estudios, le confieren un potencial antiinflamatorio mayor que EPA. DHA es capaz de modular marcadores específicos de la inflamación, además de los lípidos en sangre.

El DHA es un componente clave de todas las membranas celulares. Se encuentra en todos los tejidos y, en abundancia, en el cerebro y la retina.

  • Ejerce un gran trabajo integrándose en las membranas celulares haciéndolas más fluidas, ya que ocupa más volumen en la membrana que otros ácidos grasos.
  • Aportado en la dieta, da como resultado un aumento dosis dependiente y saturable de los niveles plasmáticos de DHA y EPA.
  • Las concentraciones plasmáticas de DHA se equilibran en aproximadamente 1 mes y luego se mantienen en estado de equilibrio con una continuidad en la complementación.