¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

Actividad física

Ejercicio y refuerzo muscular son necesarios para mejorar a las personas con factores derisgo y/o patologías crónicas.

Una mínima actividad física y una mínima musculatura son necesarias para mejorar las patologías crónicas: síntomas, evolución y calidad de vida.

Incrementar poco a poco los dos tipos de ejercicio: aeróbico y anaeróbico.

  • Ejercicio aeróbico: andar, bailar, subir escaleras, footing, natación, aeróbic, bicicleta, bicicleta estática, cinta, otros deportes..., es necesario para evitar el deterioro del sistema cardiorrespiratorio y potenciar la acción de la alimentación PAC y los complementos CN. Este tipo de ejercicio es el que mejora el estado de ánimo, aumenta el rendimiento intelectual (como la memoria), y reduce la cintura.
  • Ejercicio anaeróbico: cinta elástica, pesas, aparatos de gimnasia..., es necesario para evitar la atrofia muscular, mejorar los sistemas hormonales del cuerpo, modificar un mayor número de músculos, y potenciar la acción de la alimentación PAC y los complementos CN.

Toda persona, sea cual sea su estado físico y psíquico, puede practicar ejercicio físico de algún modo: andar por casa, levantarse y sentarse de una silla, realizar ejercicios con brazos y piernas con un peso ligero o con una cinta elástica: de pié, sentado, tumbado... lo que sea, pero... ¡¡¡no deje de moverse nunca!!!...

Andar y fortalecer los músculos de brazos, piernas y tronco.

La actividad física debe llegar a producir una respiración más rápida y profunda pero, si está muy limitado, pare cuando empiece a notar la sensación de dificultad al respirar. Consulte con su médico.

El ejercicio físico es mejor realizarlo al aire libre.

Iniciar la actividad física con ejercicio ligero, aumentándolo poco a poco cada semana. Consulte con su médico.

Sudar para eliminar tóxicos.

Intente sudar con las actividades físicas ya que con el sudor se eliminan tóxicos.

Contactar con el sol para obtener vitamina D3.

Contacte con el sol sin protector en cara, manos, brazos y, si puede, en mayor superficie, unos 15 o 20 minutos tres o cuatro días a la semana, para obtener los niveles mínimos necesarios de vitamina D3, importante nutriente básico. Puede seguir tomando el sol más tiempo, pero entonces debe utilizar protector de total protección. Los protectores deben tener índice de filtro solar y estar avalados por la UE, por lo que es aconsejable adquirirlos en las farmacias, solicitando información al farmacéutico.

La actividad física en el exceso de peso es imprescindible.

El ejercicio físico regular es el mejor tratamiento que existe para el exceso de peso y cintura ya que modifica: estado de ánimo, rendimiento intelectual, sistema cardiovascular, musculatura y metabolismo, consiguiendo que no solo se quemen más calorías y grasa durante el ejercicio sino también en reposo, a lo largo de todo el día. Poco a poco van cambiando músculo y metabolismo, y cada vez se consumen más calorías y grasas con la misma cantidad de ejercicio... y se puede comer un poco más.