¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

Vitaminas

Vitamina C

Complementos con vitamina C

La vitamina C sintética tiene igual biodisponibilidad y actividad que la natural. La biodisponibilidad de la vitamina C disminuye mucho al aumentar la dosis, y además los tejidos pueden saturarse con 400 mg/día.

El ácido L-ascórbico sintético producido a partir del maíz es químicamente idéntico al ácido L-ascórbico natural, y parece que la biodisponibilidad y actividad biológica son las mismas.

Ascorbato de minerales: de calcio, de magnesio, de potasio... Son sales de ácido ascórbico tamponadas, menos ácidas, por lo que podrían ser menos irritantes para el aparato digestivo. Aportan de un 10% a un 20% del mineral.

Palmitato de ascorbilo. Es un éster de vitamina C con buena biodisponibilidad. Su principal ventaja es que preserva de la oxidación a los nutrientes solubles en grasa del complemento.

Biodisponibilidad. Concentraciones plasmáticas mayores de 1,5 mg/dL en hombres o 1,3 mg/dL en mujeres llevan a una excreción urinaria rápida, mientras que concentraciones inferiores implican una retención urinaria de la vitamina (Oreopoulos, Lindeman et al. 1993).

La biodisponibilidad de la vitamina C disminuye con la dosis (45% con dosis de 1250 mg/día) y los tejidos se saturan con dosis de 200 a 400 mg/día.

Las dosis muy elevadas de vitamina C (más de 2000 mg) pueden causar diarrea y podrían ser negativas en personas con hiperoxaluria (cálculos renales de oxalato) o con exceso de hierro (peroxidación inducida por el sistema ascorbato-FE), alteraciones que son frecuentes, aunque no está suficientemente probado. Las dosis altas pueden afectar a la vitamina B12 y al magnesio.

Los bioflavonoides mejoran la biodisponibilidad y la acción antioxidante y antiinflamatoria de la vitamina C.

Bioflavonoides, son más de 800 tipos de fitoquímicos que no son vitaminas ni nutrientes esenciales. Algunos tienen actividades biológicas (incluida una acción antiinflamatoria) que están estudiándose para prevenir y tratar patologías específicas, pero para ayudar a los nutrientes básicos a mejorar la capacidad global antioxidante y antiinflamatoria del organismo es mejor obtener los bioflavonoides de los alimentos que los contienen.

Algunos estudios han demostrado que el ácido ascórbico del zumo de los cítricos es más biodisponible que la forma sintética de ácido ascórbico sola (Marti, Mena et al. 2009).

Entre las consecuencias de la actividad antioxidante de la vitamina C más la de los flavonoides presentes en los cítricos podría hallarse la de prevenir la oxidación de las partículas LDL, aunque los resultados de estudios son controvertidos. Este hecho podría deberse a la variedad cualitativa y cuantitativa entre los flavonoides de las diferentes variedades vegetales utilizadas (Lapointe, Couillard et al. 2006). Este hecho podría solventarse con suplementos con composición conocida porque el hecho es que un patrón nutricional sano, basado en la dieta mediterránea, que incluya una combinación de compuestos antioxidantes y alimentos ricos en flavonoides, parece efectiva en disminuír la oxidabilidad de las partículas LDL, algo en lo que pueden estar basados parte de los beneficios asociados con la dieta mediterránea (Lapointe, Couillard et al. 2006).

Similares afirmaciones pueden hacerse respecto a la utilidad de estas asociaciones en otras condiciones asociadas a estrés oxidativo como la insuficiencia venosa crónica. (Boisseau, 2002).

En general, los antioxidantes actúan en una especie de "red cooperativa" empleando una serie de reacciones redox. Las interacciones entre el ácido ascórbico y glutatión, y ácido ascórbico y compuestos fenólicos como los flavonoides son bien conocidas. Aspectos tales como la compartimentalización de la formación de especies oxigenadas reactivas y localización de antioxidantes, su síntesis y transporte, la capacidad de inducir la defensa antioxidante y la cooperación (y/o compensación) entre diferentes sistemas antioxidantes son los determinantes de la competencia del sistema antioxidante (Blokhina, Virolainen et al. 2003).

Los bioflavonoides cooperan con los nutrientes básicos para que el sistema antioxidante-antiinflamatorio del organismo pueda realizar su función.

Acción prooxidante de dosis elevadas. El ascorbato podría tener un comportamiento prooxidante en determinadas condiciones (McGregor and Biesalski 2006). In vitro, el ácido ascórbico ha demostrado reducir los metales de transición como los iones cúprico a cuproso (Cu2+ a Cu+) o los férricos a ferrosos (Fe3+ a Fe2+) (McGregor and Biesalski 2006). Esta reacción generaría superóxidos y otras especies oxigenadas reactivas. In vivo, estudios recientes han demostrado que la inyección intravenosa de 7,5 g/día de ascorbato durante seis días no fue capaz de aumentar la presencia de marcadores prooxidantes (Muhlhofer, Mrosek et al. 2004), lo cual llevaría a pensar que la capacidad prooxidante del ascorbato difícilmente podría llevar a producir especies oxigenadas reactivas in vivo. En definitiva, aunque alguna referencia indique lo contrario (Wroblewski 2005), las dosis elevadas no incrementan el daño oxidativo en humanos (Gerster 1999). La vitamina C a dosis altas en personas con ferritina elevada podría tener una acción prooxidante.

Complementos con vitamina C del mercado. La vitamina C es el suplemento dietético más ampliamente dispensado. Está disponible en múltiples formas incluyendo cápsulas, comprimidos, tabletas, jarabes, en formulaciones asociadas con otros antioxidantes, etc. También hay versiones de liberación sostenida, como por ejemplo en asociaciones con bioflavonoides como la quercetina, hesperidina o rutina.

Todos los multivitamínicos contienen vitamina C, muchos a una dosis de 60 mg.

Lo aconsejable es utilizar un multinutriente con palmitato de ascorbilo, o ascorbato de calcio o magnesio, a dosis bajas o moderadas, junto con los nutrientes básicos para lograr el equilibrio nutricional. Si el paciente precisa mayores dosis de vitamina C puede aportarse con otro complemento junto con bioflavonoides.