¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

Vitaminas

Vitamina A

Complementos con vitamina A

Los carotenoides no son nutrientes básicos, sino que forman un grupo muy numeroso de fitoquímicos, necesitándose entre ellos ("equipo") para ejercer su acción correctamente, por lo que podría ser mejor obtenerlos de los alimentos que de complementos.

El betacaroteno sintético puede ser prooxidante.

El aceite de hígado de bacalao contiene gran cantidad de vitamina A, y también vitamina D en dosis alta, y ácidos grasos omega 3, pudiendo llegar a ser tóxico.

Las formas habituales de retinol en complementos son: palmitato de retinol y acetato de retinol.

Es nutriente liposoluble y, por tanto, para una buena biodisponibilidad debe tomarse con las comidas y cierta cantidad de grasa.

Betacaroteno. El betacaroteno natural (forma cis) actúa como antioxidante mientras que el sintético (forma trans) es prooxidante. El betacaroteno aislado puede ser prooxidante. Los niveles excesivos de un carotinoide reduce la concentración de los otros. Los complementos de betacaroteno reducen los niveles plasmáticos de licopeno.

Debe tenerse en cuenta que la gran mayoría de los estudios se han realizado con betacaroteno sintético a dosis altas, sin otros carotenoides asociados, y no se han valorado otros antioxidantes ni la alimentación de los sujetos.

Los complementos que indican betacaroteno sin especificar su origen natural, o la fuente, como puede ser el algaDunaliella salina (mezcla de carotenoides), contienen betacaroteno sintético. (Ben-Amotz A, Levy, 1996).

Carotenoides. Son más de 600 fitoquímicos que no son vitaminas ni nutrientes esenciales, de los que un 10% tienen actividad provitamina A. Los carotenoides se necesitan entre ellos para ejercer su acción. Algunos tienen actividades biológicas (incluidas acciones antioxidantes) que están estudiándose para prevenir y tratar patologías específicas, pero, dada la mayor presencia de las formas cis antioxidantes, su función en el sistema antioxidante-antinflamatorio del organismo pueden ejercerla mejor los carotenoides de los alimentos. Los carotenoides son poco estables.

Anemia. Cuando se demuestra anemia por deficiencia de hierro debe aportarse hierro, pero también los nutrientes que necesita para ejercer su función correctamente como son: vitaminas A, B6 y B12, riboflavina, folatos y cobre. La deficiencia de vitamina A puede exacerbar este tipo de anemia. La deficiencia de vitamina A, selenio, zinc y hierro puede exacerbar los efectos de la deficiencia de yodo, y hace más difícil corregir el déficit de mineral. El zinc influye en la absorción y el transporte de la vitamina A.

Toxicidad. La mayoría de los multivitamínicos con vitamina A la contienen a dosis inferiores a las 10.000 UI, por lo que a priori, no deberían causar toxicidad por vitamina A si se consumen a las dosis recomendadas. La toxicidad puede ser mitigada usando vitamina E, zinc, taurina o calcio.

El embarazo, la enfermedad hepática, un elevado consumo de alcohol o el tabaquismo son indicaciones para un monitoreo estrecho y una limitación en la administración de esta vitamina. No obstante, la vitamina A ha sido repetidamente probada y usada terapéuticamente durante varias décadas en grandes cantidades, de 100 a 400 mil UI de dosis total, para tratamientos  de condiciones como los sarampiones pediátricos severos en áreas donde la deficiencia en vitamina A puede estar presente, a fin de reducir la mortalidad infantil (Hussey and Klein 1990).

1 unidad = 0,3 µg de retinol.

1 unidad = 0,5 µg de palmitato de retinol.

Complementos con vitamina A del mercado. La gran mayoría de suplementos utilizan acetato de retinol o palmitato de retinol, y betacaroteno. Existen pocos suplementos que contengan solo retinol, en la mayoría está asociado a vitamina D o vitamina E. Se comercializan suplementos de betacaroteno a dosis altas, en ocasiones asociados a otros carotenoides, pero no se encuentra en el mercado un suplemento con un buen "equipo" de carotenoides a dosis equilibradas.

La mayoría de multivitamínicos contienen betacaroteno (sintético o natural), asociado o no a retinol. En algunos casos se añaden pequeñas cantidades de luteína o licopeno.

Lo aconsejable es utilizar un multinutriente con acetato o palmitato de retinol junto con los nutrientes básicos para lograr el equilibrio nutricional. Si se desea aportar carotenoides, asociar un complemento con un amplo grupo de fuente natural.