¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

corazonLos niveles de Omega-6, pero no los Omega-3, se asocian con mejoras clínicas en pacientes con insuficiencia cardíaca aguda descompensada

La insuficiencia cardíaca (IC) es un problema común y creciente de salud pública en todo el mundo. Aunque se han desarrollado terapias farmacológicas y no farmacológicas para pacientes con insuficiencia cardíaca, la mortalidad y la morbilidad siguen siendo significativamente altas. Es una enfermedad multisistémica con múltiples comorbilidades que incluyen anemia, disfunción renal y hepática, desnutrición y caquexia cardíaca. Entre ellas, se ha informado que el estado nutricional está fuertemente asociado a una peor evolución clínica en pacientes con IC aguda y crónica. Los pacientes con IC son más propensos a la malnutrición por diversas razones (anorexia sintomática, saciedad temprana, ascitis, medicación prescrita, factores psicológicos y equilibrio catabólico/anabólico...) que conducen a un estado hipermetabólico frecuentemente observado en la IC descompensada aguda (ICAD) como en un estadio avanzado de la IC (estadio C o D).

Los ácidos grasos poliinsaturados (AGPI), generalmente han demostrado estar asociados con efectos beneficiosos sobre la enfermedad cardiovascular (ECV), incluida la enfermedad de las arterias coronarias y la insuficiencia cardíaca, sin embargo, se demostró que los dos tipos principales de AGPI de cadena larga, AGPI omega-3 (n-3) y AGPI omega-6 (n-6) tienen efectos antagónicos. Mientras que los AGPI n-3 surgieron como antiinflamatorios y cardioprotectores, los AGPI n-6 demostraron ser proinflamatorios. Los eicosanoides derivados del AGPI n-3, como el ácido eicosapentaenoico (EPA) y el ácido docosahexaenoico (DHA), han demostrado tener efectos antiinflamatorios y antitrombóticos en entornos experimentales y clínicos, mientras que los derivados del AGPI n-6, ácido araquidónico (AA) y ácido dihomo-gamma linoleico (DGLA), actúan de manera opuesta. De hecho, a pesar de las pruebas contradictorias, varios ensayos clínicos han demostrado los efectos cardioprotectores de los AGPI n-3 para reducir los eventos cardiovasculares, incluida la muerte súbita cardíaca y el infarto agudo de miocardio (IAM), en entornos de prevención primaria y secundaria de ECV. Además, en un estudio epidemiológico, la disminución del nivel de AGPI n-3 también se asoció con peores resultados clínicos después de un IAM. Sin embargo, la asociación entre los AGPI n-6 y la ECV y el papel de los AGPI en pacientes con ICAD aún están por determinarse.

Debido a que ni los AGPI n-3 ni los n-6 se pueden sintetizar de novo en mamíferos y se consideran nutricionalmente esenciales, los autores del estudio plantearon la hipótesis de que los AGPI circulantes pueden reflejar objetivamente el consumo dietético y también procesos biológicamente relevantes relacionados con una peor evolución de la IC. Por ello el objetivo del presente estudio fue aclarar las funciones de los AGPI en el entorno clínico de la insuficiencia cardíaca aguda descompensada (ICAD).

Los participantes (685 pacientes con ICAD), se les midió los niveles circulantes de los AGPIs, ácido eicosapentaenoico (EPA), ácido docosahexaenoico (DHA), ácido araquidónico (AA) y ácido dihomo-gamma linoleico (DGLA) al ingreso y en un periodo de seguimiento de 3,6,12 y 24 meses después del ingreso. Los eventos adversos se definieron como muerte por todas las causas y empeoramiento de la insuficiencia cardíaca.

Durante una media de seguimiento de un periodo de 560 días, 262 (38,2%) pacientes tuvieron eventos adversos. Aunque los pacientes con eventos adversos tenían niveles más bajos de AGPI n-6 (AA + DGLA) que los que no, el nivel de AGPI n-3 (EPA + DHA) fue comparable entre los grupos. Los análisis de Kaplan-Meier mostraron que un menor nivel de AGPI n-6 al ingreso se asoció significativamente con el compuesto de muerte por todas las causas y empeoramiento de la IC, muerte por todas las causas, muerte cardiovascular y empeoramiento de la IC. En un modelo Cox multivariable, un nivel más bajo de AGPI n-6 se asoció de forma independiente con un mayor riesgo de eventos adversos.

Los autores concluyen que un nivel más bajo de n-6, pero no de AGPI n-3 en el momento del ingreso, se relaciona significativamente con peores resultados clínicos en pacientes con ICAD. La medición de los niveles circulantes de AGPI n-6 en el momento del ingreso podría proporcionar información para identificar pacientes con ICAD de alto riesgo.

La Tabla 1 compara los niveles y las relaciones de AGPI en pacientes con y sin eventos adversos. Los pacientes con eventos adversos tuvieron niveles más bajos de DHA, AA, DGLA y n-6 (AA + DGLA) que aquellos sin eventos adversos

Tabla 1

Las variables continuas se presentan como media ± DE si se distribuye normalmente, y mediana (rango intercuartil) si no se distribuye normalmente. Las variables categóricas se presentan como el número de pacientes (%).AA = ácido araquidónico; BNP = péptido natriurético cerebral; CRP = proteína C reactiva; DGLA = ácido dihomo-gammalinolenic; DHA = ácido docosahexaenoico; TEFG = tasa estimada de filtración glomerular; EPA = ácido eicosapentaenoico;TnT = troponina T alta sensibilidad; N-3 = omega-3; N-6 = omega-6; AGPI = ácidos grasos poliinsaturados.


 El presente estudio demuestra que los pacientes con niveles más bajos de AGPI n-6 tienen una incidencia significativamente mayor de eventos adversos (muerte por todas las causas y empeoramiento de la IC) después de la ICDA, mientras que el nivel de AGPI n-3 no mostró una asociación significativa. Los pacientes con niveles más bajos de AGPI n-6 tenían múltiples condiciones comórbidas que incluían anemia e insuficiencia renal. Además, los análisis multivariantes de Cox mostraron un nivel más bajo de AGPI n-6 para ser un determinante independiente de los eventos adversos. Estos hallazgos sugieren que los niveles de AGPI n-6 en lugar de n-3 podrían ser útiles para identificar pacientes con alto riesgo de eventos adversos después de la ICDA.

Se ha sugerido que los AGPI n-3 y n-6, tienen efectos antagónicos. Mientras que los AGPI n-3 surgieron como cardioprotectores, los AGPI n-6 demostraron ser proinflamatorios. Sin embargo, los ensayos de intervención relevantes no han logrado vincular los AGPI n-6 con una respuesta proinflamatoria. Entre ellos, estudios que han investigado la relación entre el estado de los AGPI y la PCR, se encontró que los AGPI n-6 estaban inversamente asociados con la PCR sérica. En el presente estudio, los niveles de AGPI n-6 también tendieron a asociarse inversamente con el nivel sérico de PCR. No obstante se sabe que DGLA y AA se convierten en varios eicosanoides vasoactivos diferentes. DGLA y AA son fuentes de prostaglandinas de serie 1 y de serie 2, tromboxanos, leucotrienos de serie 4 y óxido nítrico (ON). Entre ellos, PGE1, que se forma a partir de DGLA y es un vasodilatador arteriolar potente, tiene efectos beneficiosos sobre la energía miocárdica y la función cardíaca en pacientes con ICAD. La PGI2 (prostaciclina), un producto de AA, podría tener acciones beneficiosas similares en vista de las acciones antiarrítmicas. Se sabe que estas PG mejoran la síntesis y liberación de ON, lo que sugiere que el ON y las PG actúan conjuntamente para modular la función cardíaca.

Tomando estos hallazgos juntos, se propone que la deficiencia de AGPI n-6, especialmente DGLA y AA, puede causar una producción disminuida de PGE1, PGI2 y ON, lo que da como resultado un estado de IC descompensado. Tercero, "insuficiencia debido a la desnutrición"; La insuficiencia cardíaca puede promover la malnutrición en función de varios mecanismos, incluido el edema intestinal, la anorexia por la producción de citocinas inflamatorias, la limitación en la comida y la preparación de alimentos debido a la fatiga y el aumento del trabajo respiratorio, especialmente en la IC derecha avanzada. A pesar de que los mecanismos subyacentes no están claros, la insuficiencia de AGPI n-6 puede ocurrir más fácilmente en comparación con la de los AGPI n-3 en pacientes con insuficiencia cardíaca avanzada.

Nagai T, Honda Y, Sugano Y, Nishimura K, Nakai M, Honda S, Iwakami N, Okada A, Asaumi Y, Aiba T, Noguchi T, Kusano K, Ogawa H, Yasuda S, Anzai T; NaDEF investigators. Circulating Omega-6, But Not Omega-3 Polyunsaturated Fatty Acids, Are Associated with Clinical Outcomes in Patients with Acute Decompensated Heart Failure. PLoS One. 2016 Nov 8;11(11):e0165841.

 

Omega BaseLCN, un aporte equilibrado de omega 3 y omega 6

Omega Base LCNOmega BaseLCN es un complemento alimenticio a base de ácidos grasos esenciales omega 3 y omega 6. Contiene aceite de chía (Salvia hispanica L.) aportando >60% ácido α-linolénico (ALA), aceite de pescado procedente de pesca sostenible (certificado Friends of the Sea) aportando >80% DHA triglicéridos, aceite de onagra (Oenothera biennis L.) aportando >10% ácido Ƴ-linolénico (GLA) y tocoferoles mixtos naturales como fuente de vitamina E.Las funciones de los AGPIcl, pueden realizarse mejor, si son acompañados de otros micronutrientes básicos. Estos micronutrientes ayudan a la correcta expresión de los enzimas implicados en las rutas metabólicas y son cofactores esenciales en la producción y sinapsis de neurotransmisores.

 

CN Base, el multinutriente más completo
CN BaseCN Base es un complemento alimenticio que aporta múltiples micronutrientes básicos en su forma y dosis más adecuada. Las personas con patologías crónicas, como la IC, padecen varias deficiencias micronutricionales, que hay que abordarlas en conjunto, no de forma aislada. CN Base aporta vitaminas en forma activa, para facilitar su entrada en el metabolismo energético y evitar los polimorfismos genéticos que impiden la conversión de las vitaminas en su forma activa. Los minerales en forma de citratos, para una mejor absorción y biodisponibilidad. Además aporta por cada cápsula vegetal, 50 mg de coenzima Q10 y de ácido alfa R-lipoico para optimizar el funcionamiento del sistema energético mitocondrial.

 

Más información OMEGA BaseLCN

Más información CN Base

 

VOLVER A LOS NEWSLETTER

Subcribase a nuestro newsletter (todos los campos son obligatorios)
Términos y Condiciones