¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

N-acetilcisteína

Resumen

N-acetilcisteina (NAC) es la forma del aminoácido cisteína utilizada en complementos.

La L-cisteína es un nutriente no esencial y no es un nutriente básico para el sistema antioxidante-antiinflamatorio, que refuerza la acción de los nutrientes básicos.

N-acetilcisteina (NAC) tiene una acción antioxidante, antiinflamatoria y detoxificante, en parte estimulando la síntesis de glutatión (Li 2007; Rizvi 2008; Grimble 2006; Briguori 2004; Sisillo 2008; Patrick 2003).

  • Los niveles bajos de cisteína y glutatión son frecuentes en personas mayores, principalmente cuando padecen patologías crónicas.
  • Los niveles bajos de glutatión son frecuentes en diabetes, asma, neumopatías crónicas y cardiopatías crónicas.
  • NAC restaura los niveles de glutatión.
  • En EPOC y fibrosis pulmonar, NAC mejora los síntomas y el control de la enfermedad.
  • En hipertensión, dislipemia, asma y cardiopatías, NAC puede ayudar a mejorar su control y a prevenir complicaciones.
  • En infecciones respiratorias frecuentes, el aporte de NAC con los "equipos" de nutrientes básicos, que incluyen vitamina C, zinc y selenio, puede ayudar a prevenirlas y tratarlas.
  • La dosis aconsejada de NAC para tratamientos largos es de 600 a 1.200 mg/día.
  • En los complementos debe utilizarse NAC por su menor toxicidad y por su efecto sobre el glutatión.
  • NAC tienen un excelente perfil de seguridad, con escasos y poco frecuentes efectos secundarios, en las formas y dosis aconsejadas. En algunas personas con asma puede provocar broncoespasmo.