¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

N-acetilcisteína

Ingestas y deficiencias

Los niveles bajos de cisteína son frecuentes en personas mayores, principalmente cuando padecen patologías crónicas.

La L-cisteína es un aminoácido no esencial que se sintetiza en el organismo y se aporta con los alimentos.

Ingestas. La cisteína se halla en la mayoría de alimentos altamente proteicos como son las fuentes animales (cerdo, carne picada, pollo, pavo, pato, huevos, leche, etc...).

Síntesis endógena. Se forma a partir de la metionina y es uno de los pocos aminoácidos que contiene azufre. La cisteína es precursora del glutatión y de la taurina. Los aminoácidos azufrados metionina y cisteína aportan al organismo la mayor parte del mineral azufre que necesita. La metionina es el aminoácido esencial que se encuentra en menor cantidad en todos los alimentos, especialmente en los vegetales, pudiendo ser frecuente su deficiencia en patologías crónicas.

Deficiencias. Un estudio realizado por Blanco y cols observó que la regulación homeostática de la cisteína y el glutatión disminuyen con la edad, apareciendo este descenso antes en los hombres que en las mujeres (Blanco 2007).

Otro estudio realizado en este caso en la India, con sujetos sanos, observó que existe una relación inversa entre la captación y transporte de L-cisteína por eritrocitos y la edad. (Rizvi 2008).

Aunque clasificado como no esencial, este aminoácido, puede llegar a ser esencial en niños, ancianos, los individuos con enfermedades metabólicas o que sufran de síndromes de malabsorción.