¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

N-acetilcisteína

Complementos con N-acetilcisteína

En los complementos debe utilizarse N-acetilcisteína (NAC) en lugar de cisteína por su menor toxicidad y por haber demostrado que restaura los niveles de glutatión.

Debido a que la cisteína es tóxica a altas concentraciones, se suele utilizar la forma N-acetilcisteína o NAC que es un antioxidante hidrosoluble.

La cisteína parece ser tóxica a altas concentraciones (Li 2007), por lo que se suele utilizar la forma N-acetilcisteína (NAC) o L-2-oxotiazolidina-4-carboxilato (OTC) para incrementar la síntesis endógena de glutatión (Li 2007). Químicamente, la NAC es similar a la cisteína, aunque presenta una menor toxicidad (Atkuri 2007).

Varios estudios han encontrado que la suplementación con NAC consigue mejorar la concentración y síntesis de glutatión (Courney-Martin 2008). Parece que el efecto antioxidante del NAC es dosis-dependiente (Briguori 2004).

Complementos con NAC en el mercado. La acetilcisteína es una especialidad farmacéutica muy extendida en farmacias, indicada para: tos, expectoración, secreción nasal, resfriados y gripes. Recientemente esta a la venta un preparado de acetilcisteína y paracetamol para estos síntomas. La forma farmacéutica es siempre en sobres y comprimidos efervescentes, con un contenido en excipientes y sodio que deben tenerse en cuenta.

Lo aconsejable para uso prolongado es utilizar complementos de N-acetilcisteína y vitamina C en cápsulas y con excipientes naturales, asociándolos a un multinutriente con los nutrientes básicos para lograr el equilibrio nutricional.