¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

Minerales

Magnesio

Resumen

El magnesio es un mineral esencial, y un nutriente básico para el sistema antioxidante-antiinflamatorio del organismo.

El magnesio tiene una acción antioxidante y antiinflamatoria, y cuanto mayor el consumo de magnesio, menores los niveles de inflamación, estudiando los marcadores de inflamación: PCR, interleucina-6 (IL-6) y fibrinógeno (King, 2009; Dae Jung Kim, 2010). Bajos niveles de magnesio se relacionan con estrés oxidativo e inflamación crónica (Nielsen 2011; Barbagallo 2009). Calcio y magnesio están estrechamente relacionados y deben aportarse en la proporción y cantidad adecuada.

  • Calcio, magnesio, potasio, fósforo, sodio y vitamina D forman un "equipo" de nutrientes básicos, necesitándose determinados niveles de cada uno de ellos para ejercer correctamente su función en el organismo.
  • La deficiencia de magnesio es frecuente en la población, principalmente en personas mayores.
  • En cardiopatías, el "equipo" de magnesio, calcio y vitamina D, ayuda a mejorar síntomas, calidad de vida y evolución.
  • En obesidad, hipertensión, dislipemia, diabetes, asma, EPOC e infecciones respiratorias frecuentes, el "equipo" de calcio, magnesio y vitamina D, ayuda a mejorar su control y a prevenir complicaciones.
  • El magnesio necesita de los "equipos" de nutrientes básicos para conseguir el máximo potencial terapéutico en las patologías crónicas. El aporte de potasio y fósforo se consigue con los alimentos y el de sodio habitualmente debe reducirse.
  • Las dosis a largo plazo de magnesio no deben superar los 300 a 400 mg/día.
  • En los complementos debe utilizarse citrato de magnesio por ser la sal más biodisponible y con menos efectos adversos, siempre con calcio y vitamina D3.
  • El magnesio tiene un excelente perfil de seguridad, sin efectos secundarios, en las formas y dosis recomendadas.