¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

Glutatión

Resumen

El glutatión es un tripéptido que se sintetiza de forma endógena a partir de tres aminoácidos: la cisteína, el ácido glutámico y la glicina. Es uno de los principales elementos del arsenal antioxidante del organismo (Pompella, Visvikis et al. 2003).

Todas las células humanas son capaces de sintetizar glutatión, aunque se ha demostrado que la síntesis hepática es esencial: los ratones a los que se les indujo una deficiencia genética en la síntesis de glutatión sólo en el hígado, murieron sólo un mes después del nacimiento (Chen, Yang et al. 2007).

El glutatión tiene múltiples funciones:

1. Como ya se ha comentado, es el principal antioxidante endógeno producido por las células, participando directamente en la neutralización de los radicales libres y los compuestos de oxígeno reactivos, además de mantener antioxidantes endógenos, tales como las vitaminas C y E en sus formas reducidas y por tanto activas (www.immunocal.com 2009).

2. A través de una conjugación directa, detoxifica muchos xenobióticos y carcinógenos, tanto orgánicos como inorgánicos (www.immunocal.com 2009).

3. Es esencial para que el sistema inmunológico ejerza su pleno potencial, p.ej. a) modulando la presentación de antígenos a los linfocitos, y luego influenciando la producción de citoquinas y el tipo de respuesta (celular o humoral) que desarrolla, b) activando la proliferación de linfocitos e incrementando la magnitud de su respuesta, c) aumentando la actividad de las células T citotóxicas y las células NK, y d) regulando la apoptosis, lo cual mantendría el control de la respuesta inmunológica (www.immunocal.com 2009).

4. Juega un rol fundamental en numerosas reacciones metabólicas y bioquímicas tales como la síntesis y reparación de DNA, la síntesis proteica, la síntesis de prostaglandinas, el transporte de aminoácidos y la activación enzimática. Así, todos los sistemas orgánicos pueden verse afectados por el estado del sistema glutatión, especialmente el inmunológico, el nervioso, el gastrointestinal y el respiratorio (www.immunocal.com 2009).