¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

Glutatión

Complementos con glutatión

La complementación con glutatión no es eficaz. Para incrementar sus niveles es necesario aportar los nutrientes básicos, incluyendo el ácido lipoico, y asociar N-acetilcisteína (NAC) cuando sea necesario potenciar la acción.

Algunos datos de investigación sugieren que el glutatión ingerido por vía oral no es bien absorbido por el tracto gastrointestinal. En un estudio de una administración aguda oral de una muy alta dosis (3 g) de glutatión oral, Witschi y colaboradores encontraron que no se producían efectos clínicos visibles (Witschi, Reddy et al. 1992).

No obstante, las concentraciones plasmáticas y hepáticas de glutatión pueden ser alcanzadas por una administración oral de S-adenosilmetionina (SAM) (Vendemiale, Altomare et al. 1989; Loguercio, Nardi et al. 1994; Lieber 2002), precursores de glutatión ricos en cisteína incluyendo N-acetilcisteína (NAC) (Gross, Innace et al. 1993) y proteína del suero de la leche desnaturalizada (Bounous and Gold 1991; Bounous, Baruchel et al. 1993; Micke, Beeh et al. 2001; Micke, Beeh et al. 2002; Grey, Mohammed et al. 2003; Moreno, Sgarbieri et al. 2006). Todos estos suplementos han demostrado que pueden aumentar el contenido en glutatión de la célula. 

El ácido alfa lipoico también ha demostrado su capacidad para restaurar los niveles de glutatión intracelular (Busse, Zimmer et al. 1992; Shay, Moreau et al. 2009). Fruto de esta capacidad se deriva su utilidad en patologías crónicas como la diabetes, la hipertensión, la enfermedad vascular y procesos inflamatorios incluyendo los del Sistema Nervioso Central (Maczurek, Hager et al. 2008; Salinthone, Yadav et al. 2008; Singh and Jialal 2008; Shay, Moreau et al. 2009).

La melatonina ha mostrado que es capaz de estimular un enzima relacionado, la glutatión peroxidasa (Barlow-Walden, Reiter et al. 1995) y silimarina o el cardo mariano han demostrado también su capacidad de restauración de los niveles de glutatión (Valenzuela, Aspillaga et al. 1989; Nencini, Giorgi et al. 2007). De todos estos métodos, los dos más ampliamente investigados por su eficacia en aumentar los niveles de glutatión intracelular son las variantes de cisteína. NAC, un OTC farmacéutico, y la cisteína con puentes disulfuro de la proteína desnaturalizada del suero de la leche, ambos con eficacia probada en aumentar los valores de glutatión.

Complementos con glutatión y sus precursores en el mercado. Existen complementos con glutatión, habitualmente asociado a algunas vitaminas y minerales antioxidantes.

La acetilcisteína en sobres o comprimidos efervescentes de 200 y 600 mg. es uno de los productos mas vendidos en farmacias sin receta.

El ácido alfa lipoico racémico (S-lipoico + R-lipoico) como único principio activo puede encontrarse en complementos de 100, 200 y 250 mg.   

Lo aconsejable para incrementar el glutatión es utilizar complementos con N-acetilcisteína, ácido R-lipoico y vitamina C, asociándolos a un multinutriente con lo nutrientes básicos para lograr el equilibrio nutricional.