¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

Conceptos básicos

Estrés oxidativo y antioxidantes

Radical libre

Los radicales libres (especies reactivas de oxigeno), son átomos, por lo general de oxígeno, de una gran inestabilidad, reactividad y actividad biológica que actúan como oxidantes.

La inestabilidad de los radicales libres se debe a que han perdido uno de sus electrones e intentan reponerlo tomándolo de otros átomos, buscando estabilizarse robándole un electrón a moléculas estables cercanas.

La molécula agredida se oxida (nombre químico de la pérdida de un electrón), deja de cumplir su función y se transforma en un nuevo radical libre. Se desata una reacción en cadena donde cada nuevo radical libre roba un electrón a otra molécula, pudiendo dañar las células.

Los radicales se liberan cuando el alimento es metabolizado en nuestras células para producir energía, y también se producen por influencias externas cuando nuestro organismo recibe el impacto de diversos contaminantes o radiaciones.

Antioxidante

Los antioxidantes son moléculas que inhiben la acción destructiva de los radicales libres, siendo capaces de retrasar o inhibir de forma significativa la oxidación.

Los antioxidantes tiene capacidad de ceder fácilmente electrones, cuando se encuentran con un radical libre le ceden un electrón, los estabilizan y detiene la reacción en cadena, se oxidan y se convierten en sustancias inocuas.

Los antioxidantes pueden actuar por distintos mecanismos y a distintos niveles de la cadena de oxidación:

  • Disminuyendo la cantidad de oxigeno.
  • Previniendo el inicio de reacciones en cadena mediante la inactivación de radicales libres (OH*).
  • Por unión de iones metálicos.
  • Por descomposición de peróxidos a productos no–radicales.
  • Interfiriendo en las reacciones en cadena (ej. fenoles).
  • Reparación del daño (ej. reparación del ADN).
  • Por varios mecanismos de acción.

Estrés oxidativo

El estrés oxidativo se produce cuando hay un desequilibrio persistente entre moléculas antioxidantes y prooxidantes (radicales libres) en los tejidos, y las moléculas prooxidantes están en exceso: exceso de oxidación.

El estrés oxidativo daña las células (membranas, proteínas, ADN...) y los tejidos, altera la expresión de genes responsables de patologías crónicas, y contribuye al envejecimiento y a gran número de enfermedades.

Factores de riesgo de estrés oxidativo 

Son los factores que incrementan las moléculas prooxidantes (radicales libres) y/o disminuyen las antioxidantes:

  • Fumar.
  • Estrés.
  • Fármacos. Determinados fármacos como el paracetamol, con la administración prolongada.
  • Contaminantes ambientales: humo de tabaco, humo de los coches, polución industrial, contaminación interior, radiaciones, productos de higiene, de belleza y de limpieza...
  • Alimentación inadecuada: exceso de calorías, contaminantes, algunos aditivos, exceso de azúcares y grasas saturadas, grasas trans "malas", aporte insuficiente de nutrientes antioxidantes y fitoquímicos antioxidantes...