¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

Carnitina

Complementos con carnitina

La carnitina puede administrarse en tres formas distintas: L-carnitina (LC), propionil L-carnitina (PLC) y acetil L-carnitina (ALC); cada una con propiedades y acciones distintas en los procesos crónicos (De Grandis 2007; Ferrari 2004).

En los complementos deben utilizarse las sales de L-carnitina fumarato o tartrato, por su estabilidad, mejorando significativamente el nivel plasmático de carnitina.

Estabilidad y biodisponibilidad. La L-carnitina es muy inestable, pero las sales de carnitina como la L-carnitina fumarato y la L-carnitina tartrato son estables. Esta última parece que se absorbe más rápidamente (Eder 2005).

La administración oral de complementos de L-carnitina en forma de sales mejora significativamente su nivel plasmático.

No hay beneficios derivados de administrar dosis superiores a los 2 g de una vez, dado que los estudios de absorción indican saturación a esta dosis.

Complementos con carnitina del mercado. Existe gran cantidad de complementos con L-carnitina como único principio activo o asociada a otros aminoácidos, muchos para el deporte y/o para adelgazar. Habitualmente dichos complementos no indican si la carnitina está en forma de sal, como tartrato o fumarato. La cantidad real de L-carnitina es muy inferior a la cantidad de la sal, y muchos suplementos indican la cantidad de la sal pero no la de L-carnitina.

Lo aconsejable es utilizar complementos de L-carnitina tartrato o fumarato que indiquen la cantidad de L-carnitina, asonciándolos a un multinutriente con los nutrientes básicos para lograr el equilibrio nutricional.