¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

Minerales

Calcio

Complementos con calcio

El calcio, magnesio, potasio, sodio, fósforo y vitamina D, forman un "equipo" de nutrientes básicos estrechamente relacionados entre sí, necesitándose determinados niveles de cada uno de ellos para realizar correctamente su función en el organismo y en su sistema antioxidante-antiinflamatorio. Los alimentos pueden aportar potasio, fósforo y sodio en cantidad suficiente o excesiva, pero en las patologías crónicas a menudo el aporte de calcio, magnesio y vitamina D resulta insuficiente.

Los citratos son las sales minerales con mayor biodisponibilidad y con menores molestias gastrointestinales. Los complementos de calcio siempre deben administrarse con su “equipo” de magnesio y vitamina D, además de aportar los otros nutrientes básicos.

Biodisponibilidad. El porcentaje de absorción de óxidos, fosfatos y sulfatos es del 5 al 10%; de carbonatos del 5 al 20%; de gluconatos y lactatos del 20 al 25%, y de citratos del 45%.

El aporte de mineral en los citratos es menor que en otras formas minerales como los óxidos o los carbonatos, pero esto solo tiene el inconveniente del espacio que ocupa el compuesto en el producto. Lo importante de un complemento es conocer tanto la cantidad del mineral elemental que contiene como su biodisponibilidad.

Por ejemplo: Un complemento con 300 mg de calcio proveniente de carbonato de calcio, necesita contener 750 mg de carbonato de calcio (aporta un 40%) y se absorben entre 15 mg (5%) y 60 mg (20%), dependiendo de la menor o mayor cantidad de ácido gástrico, entre otros factores. Y la deficiencia de ácido gástrico es muy frecuente en personas de edad avanzada y en mujeres posmenopáusicas.

Un complemento con 300 mg de calcio proveniente de citrato de calcio, necesita contener 1200 mg de citrato de calcio (aporta del 21% al 25%), pero se absorben 135 mg. (45%), independientemente de la cantidad de ácido gástrico.

Efectos secundarios. Los citratos producen menos molestias gastrointestinales que las demás sales.

Los citratos de calcio, magnesio, potasio, zinc, manganeso y cobre son buenos reguladores de la acidez. El exceso de ácidos es muy frecuente en las patologías crónicas y estos citratos son los mejores para neutralizarlos ya que son sales básicas de un ácido débil, fácil de neutralizar y eliminar.

Altas ingestas o alta absorción de calcio se había considerado que contribuían al desarrollo de cálculos renales, no obstante, estudios recientes han confirmado lo contrario (Curhan, Willett et al. 1993; Bihl and Meyers 2001; Hall, Pettinger et al. 2001).

Ventajas del citrato cálcico sobre el carbonato cálcico (Straub 2007)

Carbonato cálcico:

  • Las personas con insuficiente ácido gástrico (40% de mujeres postmenopáusicas) solo absorben un 4% del calcio en esta forma. Las que tienen el ácido gástrico normal, absorben un 20%.
  • Poca biodisponibilidad, es poco utilizado por las células.
  • Molestias gastrointestinales, que se solventan repartiendo las tomas durante el día.
  • Efecto antiácido que no es deseable a largo plazo.
  • El carbonato cálcico y el fosfato cálcico son las formas de calcio que mas disminuyen el manganeso.

Citrato cálcico:

  • Las personas con niveles bajos de ácido gástrico absorben el 45% de esta forma de ácido. La absorción no se afecta en ayunas. Se absorbe bien con y sin comida.
  • Gran biodisponibilidad, es bien utilizado por las células.
  • Disminuye el riesgo de litiasis renal, debido a su biodisponibilidad y a que por sí mismo reduce la formación de cálculos de calcio.
  • No da molestias gastrointestinales.

Nutrientes. La vitamina D estimula la absorción y la utilización del calcio, magnesio y fósforo, regulando su concentración sérica. Una ingesta elevada de calcio, fosfatos y vitamina D aumenta las necesidades de magnesio, ya habitualmente escaso en la alimentación. Puede ser el caso de las mujeres tratadas solo con calcio, o con calcio y vitamina D.

Los complementos de calcio reducen la absorción de hierro y zinc, hasta el 50%.

Complementos con calcio del mercado. Los complementos de calcio utilizados habitualmente contienen carbonato de calcio solo o con vitamina D. Suplementos menos utilizados contienen: fosfato de calcio, gluconato de calcio, lactato de calcio, citrato de calcio, calcio quelado con aminoácidos (aminoquelados) que aportan el 18% de calcio pero se absorbe del 60% al 80%, o bien, una mezcla de varias formas.

La mayoría de multinutrientes no contienen calcio o lo contienen en pequeña cantidad, en forma de carbonato cálcico, fosfato cálcico, o mezclas de varias formas.

Lo aconsejable es utilizar un multinutriente con citrato de calcio y los nutrientes básicos, incluyendo citrato de magnesio y vitamina D3, para lograr el equilibrio nutricional. Si es necesario aportar más calcio al paciente, debe añadirse un complemento con vitamina D y citratos de calcio y magnesio.