¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

El cáncer es una patología de primer orden en la sociedad occidental. En términos generales, el cáncer surge del daño continuo del ADN y/o de la expresión inadecuada de los genes fundamentales, lo que genera que estas células proliferen de manera descontrolada y den lugar a modificaciones de la forma, tamaño y función del tejido afectado.

Los alimentos pueden ser factores etiológicos del cáncer, de manera que algunos factores dietéticos pueden aumentar o disminuir el riesgo de padecer ciertos tipos de cáncer. El consumo excesivo de grasas en la dieta se ha relacionado con una mayor probabilidad de la aparición de cáncer de mama, colon, pulmón y próstata. Una dieta con exceso de proteínas, principalmente de origen animal, se ha relacionado con un aumento de la incidencia de cáncer de colon y próstata. El alcohol es un factor de riesgo importante para la aparición de tumores de diversos tipos, y la combinación de alcohol y tabaco, tiene un efecto sinérgico sobre el riesgo de padecer un tumor, y en concreto con cáncer colorectal. En cambio, el consumo de al menos cinco porciones de frutas y vegetales de forma diaria ha sido asociado con una incidencia de cáncer disminuida. Las frutas y verduras son una excelente fuente de vitaminas, minerales y otros fitoquímicos, lo que podría jugar un papel en su efecto anticarcinogénico.

Leer más