¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

Artículos de interés

Ácidos grasos podrían funcionar como fármacos comunes (Parte II)

PARTE II: Las acciones de los AGPI (ácidos grasos poliinsaturados) se califican como inhibidores endógenos de la enzima HMG-CoA reductasa e IECA, con propiedades antiarrítmicas, antihipertensivas, antiateroscleróticas, antiinflamatorias, citoprotectoras y cardioprotectoras.

AGPI bajaACCIÓN SOBRE HMG-COA REDUCTASA
Los AGPI son potentes inhibidores de la enzima HMG-CoA reductasa y como las estatinas, son útiles en el tratamiento de hiperlipidemias. Las estatinas mejoran los niveles de plasma de AA y disminuyen la proporción de EPA a AA significativamente, y mejoran la formación de prostaciclina (PGI2). De hecho, las estatinas y los AGPI tienen muchas acciones que se superponen tales como la inhibición de la producción de IL-6 y TNF-α y la activación de NF-κB, aumentando la síntesis de óxido nítrico endotelial (eNO); y ambos son de naturaleza anti-inflamatoria. Existe una interacción entre las enzimas COX y NO que atestiguan el hecho de que las estatinas, AGPI y NO tienen influencias positivas y negativas entre sí. Tanto las estatinas como los AGPI son útiles en la aterosclerosis, enfermedad coronaria, osteoporosis, accidente cerebrovascular, enfermedad de Alzheimer, y condiciones inflamatorias como el lupus. Estudios recientes revelaron que las estatinas aumentan las concentraciones de LXs en el corazón dando apoyo a este concepto. Además, cuando una combinación de estatinas y AGPI se dan juntos en sinergia, se observó un efecto beneficioso en pacientes con hiperlipemia combinada. Pero las estatinas no se pueden administrar durante el embarazo, mientras que los AGPI han sido recomendados durante el embarazo, la lactancia y la infancia para mejorar el crecimiento y el desarrollo del cerebro y la función cognitiva, aunque algunos estudios no mostraron mejoría en la cognición. Sin embargo, estos estudios informaron que la suplementación con AGPI en mujeres embarazadas, lactantes y niños es segura y sin ningún efecto secundario.

LOS AGPI MODULAN LA FORMACIÓN DE RENINA, LA ACTIVIDAD DE LA ECA Y LA GENERACIÓN DE ÓXIDO NÍTRICO ENDOTELIAL

Los inhibidores de la enzima conversora de la angiotensina (ECA) son útiles para disminuir la presión arterial. La renina, una enzima proteolítica, se produce y se almacena en los gránulos de las células yuxtaglomerulares en el riñón. La renina actúa sobre el angiotensinógeno (una globulina α2 circulante hecha en el hígado) para formar el decapéptido angiotensina-I (Ang-I). Ang-I es transformada por la ECA en angiotensina-II (Ang-II). La Ang-II controla la presión arterial y regula el volumen del fluido corporal modulando el sistema renina-angiotensina-aldosterona.

Los AGPI tienen influencia moduladora sobre la secreción y la acción de la renina y, sin embargo, son independientes tanto de la secreción de renina como de la formación de PG. Dado que las acciones antihipertensivas de los AGPI parecen ser independientes de la formación de PGs, es probable que los mismos sean capaces de provocar esta acción y/o convertirse en lipoxinas, resolvinas y protectinas que tengan acción antiinflamatoria y también posiblemente, acción antihipertensiva. Otra posibilidad es que los AGPI suplementados se incorporen en la fracción de fosfolípidos de membrana celular que es capaz de mejorar la síntesis de eNO que es un potente vasodilatador y antiagregante de plaquetas.

Se sugiere que cuando las concentraciones tisulares de AGPI son bajas, la actividad de la ECA será alta, dando como resultado una formación aumentada de angiotensina-II y una disminución simultánea en eNO. En este contexto, es importante señalar que las ratas transgénicas que sobreexpresan genes de renina y angiotensinógeno humanos (dTGR) desarrollan hipertensión, inflamación e insuficiencia renal, y muestran cambios en el metabolismo específico de los receptores dependientes de P450 dependiendo de la concentración de epoxi-eicosatrienoico (5,6-, 8,9-, 11,12- y 14,15-EET) y ácidos hidroxieicosatetraenoicos (19- y 20-HETE). Ambos EETs y HETEs inhiben la activación de NFκB inducida por IL-6 y TNF-α y previenen la inflamación vascular, lo que sugiere que el AA y otros AGPI no sólo regulan la actividad de ECA y los niveles de Ang-II en los tejidos sino que también poseen propiedades antiinflamatorias por generar metabolitos antiinflamatorios.

Leer más...

Ácidos grasos podrían funcionar como fármacos comunes

Parte I: Los ácidos grasos esenciales y sus metabolitos podrían funcionar como inhibidores de la HMG-CoA reductasa endógena y de la enzima ACE, moléculas antiarrítmicas, antihipertensivas, antiateroscleróticas, antiinflamatorias, citoprotectoras y cardioprotectoras.

omega3-6bajaLa disminución del colesterol de baja densidad (c-LDL), la presión sanguínea, la homocisteína y la prevención de la agregación plaquetaria mediante una combinación de una estatina, tres fármacos reductores de la presión arterial (como una tiazida, un β bloqueante y una inhibidor de la enzima convertidora de angiotensina (IECA)) cada uno a la mitad de la dosis estándar, más ácido fólico y aspirina (cóctel de fármacos llamado Polypill), se estimó que podría reducir los eventos cardiovasculares en más o menos un 80%.

Los ácidos grasos esenciales (AGE) y sus metabolitos de cadena larga: ácido y-linolénico (GLA), dihomo-GLA (DGLA), ácido araquidónico (AA), ácido eicosapentaenoico (EPA) y ácido docosahexaenoico (DHA) y otros productos derivados de ellos como la prostaglandinas E1 (PGE1), prostaciclina (PGI2), PGI3, lipoxinas (LXs), resolvinas, protectinas incluyendo la neuroprotectina D1 (NPD1) previenen la agregación plaquetaria, bajan la presión sanguínea, tienen acción antiarrítmica, reducen el c-LDL y mejoran las acciones adversas de la homocisteína, muestran acciones antiinflamatorias, activan la telomerasa y poseen propiedades citoprotectoras. Por lo tanto, los AGE y sus metabolitos muestran todas las acciones clásicas que se esperan del Polypill.

A diferencia de la Polypill propuesta, los AGE son moléculas endógenas presentes en casi todos los tejidos, no tienen efectos secundarios significativos, pueden tomarse por vía oral durante largos períodos de tiempo, incluyendo mujeres embarazadas, madres lactantes e infantes, niños y adultos. Es bien conocido que reducen la incidencia de enfermedades cardiovasculares, como el accidente cerebrovascular.

Además, varios AGE y sus metabolitos de cadena larga no sólo mejoran la generación de óxido nítrico, sino que también reaccionan con el óxido nítrico para producir sus respectivos derivados que producen relajación vascular, inhiben la desgranulación de neutrófilos y la formación del ión superóxido, inhiben la activación plaquetaria y poseen actividad en el ligando PPAR-γ y liberan NO. De este modo previenen la agregación plaquetaria, la formación de trombos, la aterosclerosis y las enfermedades cardiovasculares. Sobre la base de estas evidencias, se propone que una combinación racional de ácidos grasos ω-3 y ω-6 y sus cofactores que son necesarios para su acción/metabolismo apropiado tan beneficioso como el uso combinado de una estatina, tiazida, un β bloqueante y IECA, ácido fólico y aspirina. Además, la combinación apropiada de ácidos grasos ω-3 y ω-6 puede incluso mostrar beneficios adicionales en forma de protección contra la depresión, esquizofrenia, enfermedad de Alzheimer y mejora de la función cognitiva; y sirven como moléculas antiinflamatorias endógenas; y además puede ser administrado desde la infancia y durante toda la vida.

Leer más...

Ácidos grasos e inflamación crónica


Acidos Grasos¿PUEDEN LOS ÁCIDOS GRASOS REDUCIR LA CARGA DE LAS ENFERMEDADES?

Las enfermedades coronarias, los accidentes cerebrovasculares, la diabetes mellitus, la hipertensión, el cáncer, la depresión, la esquizofrenia, la enfermedad de Alzheimer y las enfermedades vasculares constituyen una gran carga para el sistema sanitario en todo el mundo. Los principales determinantes de estas enfermedades crónicas son estilos de vida inadecuados como el tabaquismo, la inactividad física, las dietas poco saludables, el sobrepeso y la obesidad, los niveles subóptimos de presión arterial, el colesterol y la glucosa plasmática. Se estimó que la administración de un grupo de fármacos compuesto de una estatina, ácido acetilsalicílico y dos fármacos reductores de la presión arterial, redujo alrededor de 17,9 millones de muertes por enfermedades cardiovasculares. Pero, la estrategia es la prevención del accidente cerebrovascular, el cáncer y otras enfermedades crónicas, además de las enfermedades cardiovasculares (ECV). Con esta prevención se espera una reducción sustancial de la carga que ocasiona para la sanidad las enfermedades crónicas. La inflamación sistémica de grado bajo es uno de los rasgos característicos de estas enfermedades, lo que implica que la prevención, modulación o la supresión de la inflamación reduciría la carga que ocasionan.

INFLAMACIÓN SISTÉMICA DE BAJO GRADO EN LAS ENFERMEDADES CRÓNICAS

La proteína C reactiva del plasma (PCR), el factor de necrosis tumoral α (TNF-α) y la interleuquina-6 (IL-6), son marcadores de la inflamación. Estos marcadores son más elevados en sujetos con obesidad, resistencia a la insulina, hipertensión, diabetes tipo II y ECV, lo que sugiere que la inflamación de bajo grado se produce en estos casos. La enfermedad de Alzheimer, la depresión y la esquizofrenia cursan con inflamación sistémica de bajo grado, ya que se producen niveles elevados de citoquinas proinflamatorias en el plasma y en el cerebro de estos pacientes. La inflamación crónica es un importante factor causante de las neoplasias malignas humanas. Las citoquinas proinflamatorias influyen en el microambiente tumoral y promueven el crecimiento y la supervivencia de las células y la angiogénesis de tal manera que se facilita el crecimiento de células tumorales. Por lo tanto, la activación del sistema inmunológico podría ser una espada de doble filo: la vigilancia inmunológica puede comprobar el desarrollo del tumor, mientras que la activación aberrante del sistema inmune promueve el crecimiento maligno.

Leer más...

ESTATINAS Y DIABETES MELLITUS

statins-diabetesESTATINAS Y DIABETES MELLITUS Y COMPLICACIONES DIABÉTICAS: ESTUDIO DE COHORTES RETROSPECTIVO DE ADULTOS SANOS DE ESTADOS UNIDOS.

Las estatinas son fármacos inhibidores de la hidroximetilglutaril-coenzima A (HMG-CoA) reductasa y se utilizan por su acción reductora de los niveles de lípidos, colesterol y triglicéridos de la sangre, con el consiguiente beneficio sobre el riesgo cardiovascular. Aunque son muy efectivos, los resultados obtenidos en estudios realizados los ha asociado con un aumento de la ingesta de grasas, de calorías, del índice de masa corporal, de la hemoglobina glicosilada en diabéticos y con un aumento de los niveles de glucemia en ayunas.

Existen evidencias de que están asociadas con un aumento del riesgo de aparición de diabetes en pacientes con factores de riesgo. Sin embargo, se dispone de pocos datos cuando los individuos tratados no presentan factores de riesgo.

Por ello, los autores, propusieron realizar un estudio observacional de cohortes y retrospectivo con el objetivo de ver la posible asociación entre el uso de estatinas y la aparición de diabetes mellitus de nuevo diagnóstico, la aparición de complicaciones de la diabetes y la aparición de sobrepeso y obesidad en una cohorte de individuos libres de factores de riesgo.

 El estudio incluyó individuos con una edad comprendida entre 30 y 85 años empadronados en el área de San Antonio, Texas (n= 43.438) y que cumplían con los siguientes criterios:

  1. Estar inscritos en programa de salud TRICARE Prime / Plus durante todo el estudio.
  2. Haber tenido por lo menos una visita ambulatoria durante el inicio del período de estudio (periodo basal) y visita de un ambulatorio durante el período de seguimiento.
  3. Haber recibido al menos un medicamento de prescripción durante el período basal.

    Leer más...

DEFICIENCIAS DE MICRONUTRIENTES: Una necesidad no cubierta en la insuficiencia cardiaca

s 08012 gr1

 

La insuficiencia cardíaca (IC) es una enfermedad frecuente, incapacitante y costosa. A pesar de los grandes avances en el tratamiento médico, la morbilidad y la mortalidad sigue siendo alta, en parte debido a que los regímenes farmacológicos actuales (IECAs, diuréticos, betabloqueantes...) no abordan plenamente algunos requisitos indispensables para mantener la energía y funcionalidad del corazón.
El corazón humano adulto, es un convertidor altamente eficiente de energía química a energía mecánica. Diariamente puede llegar a consumir hasta 6 kg de ATP para utilizar la energía obtenida en el bombeo de la sangre. Para mantener este nivel de eficiencia, la enzimas, las membranas y los elementos estructurales del corazón sufren una constante rotación y reconstrucción. Cada 30 días, un corazón entero se reconstruye con componentes proteicos nuevos, utilizando un suministro constante de bloques nutricionales en forma de aminoácidos, lípidos, hidratos de carbono, y otros micronutrientes necesarios como vitaminas y minerales.
La IC frecuentemente se acompaña por una deficiencia de micronutrientes clave para la transferencia de energía. La corrección de estos déficits es una propuesta válida para limitar o incluso revertir la disfunción progresiva de miocitos y / o necrosis en la IC.
Esta revisión resume la literatura existente en IC con respecto a los estudios realizados con los micronutrientes clave implicados en el metabolismo cardiaco: coenzima Q10, L-carnitina, tiamina y taurina.

Leer más...

EFECTO FISIOLÓGICO Y APLICACIÓN TERAPÉUTICA DEL ÁCIDO ALFA LIPOICO

alpha-lipoicacid

El ácido alfa lipoico (ALA) es un compuesto azufrado, presente en todas las células procariotas y eucariotas. Fue identificado en 1951 como agente catalítico en la descarboxilación oxidativa del piruvato y del α-cetoglutarato. Posee un papel imprescindible en el metabolismo energético y en la protección frente los radicales libres que inducen, entre otras acciones, la disfunción mitocondrial.


Las especies reactivas de oxígeno y nitrógeno promueven la disfunción endotelial debido a que incrementa el estrés oxidativo. Esta disfunción se caracterizada por una descompensación entre la vasoconstricción y una vasodilatación y puede ser causa de aparición de enfermedades cardiovasculares como hipertensión y aterosclerosis, diabetes y enfermedades neurodegenerativas asociadas a la edad. Según datos obtenidos de los últimos estudios científicos, el ALA no es sólo un citoprotector debido a sus propiedades antioxidantes, sino que también protege mediante otros mecanismos. Los autores de esta revisión describen la fisiología y acciones del ALA y detallan, como más abajo se indica, los tres principales mecanismos por los que este nutriente es beneficioso en la disfunción endotelial.

Leer más...

INTERACCIONES FÁRMACO-ALIMENTO. Parte II. ANALGÉSICOS

Interacciones farmacoalimentoHace unas semanas publicamos la primera parte del monográfico dedicado a las interacciones fármaco-alimento. En él detallábamos cuáles eran los déficits micronutricionales producidos por el consumo crónico de inhibidores de la bomba de protones (omeprazol) y estatinas.

En esta segunda parte vamos a centrarnos en otro grupo de fármacos ampliamente consumidos: los analgésicos.

Uno de los fármacos representantes de este grupo es el paracetamol (acetaminofeno), un analgésico que actúa inhibiendo las prostaglandinas que además posee una función antipirética.

La dosis terapéutica de paracetamol en adultos es de 250 a 1000 mg. La dosis máxima recomendada es de 4g/día. La dosis tóxica mínima en adultos es de 10g, aunque esta dosis puede variar dependiendo de los niveles basales de glutation, de sus precursores y del estado general de la persona.

Leer más...

Interacciones Fármaco-Alimento. PARTE I

Interacciones farmaco alimentoLa dieta tiene una gran influencia en la prevención y/o tratamiento de muchas patologías, por lo que el estado macro y micronutricional de las personas, es muy importante para que la enfermedad evolucione correctamente y que la estrategia terapéutica con fármacos, dé el resultado esperado. Cada vez es más conocida la existencia de interacciones entre distintos fármacos entre sí y de éstos con elementos de la dieta (fibras, flavonoides, alcohol, té...) u otros hábitos como fumar. Por este motivo es necesario conocer las posibles interacciones entre ambos con el fin de evitar alteraciones en los efectos terapéuticos del fármaco, aparición de efectos adversos y de nuevas patologías, detrimento del estado micronutricional del paciente... causado por el consumo crónico de fármacos, una inadecuada combinación de los mismos o una estrategia micronutricional nula.

Leer más...

¿Por qué administrar Piridoxal-5-fosfato como Vitamina B6?

pyridoxal 5 phosphate

La vitamina B6 es una vitamina hidrosoluble que fue descubierta en la década de los años 30 durante la realización de estudios de nutrición en ratas. Harris y Folkers determinaron en 1939 su estructura, y en 1940 se le dio el nombre de piridoxina por su homología estructural a la pirimidina.

Piridoxal, piridoxamina y piridoxina son moléculas conocidas colectivamente como vitamina B6. Se encuentran de forma natural en los alimentos y de forma añadida en complementos alimenticios y alimentos. El piridoxal, en su forma fosforilada, piridoxal 5-fosfato (P5P) es la forma activa y coenzimada de esta vitamina, realizando la función de cofactor en múltiples reacciones metabólicas. Los tres compuestos pueden convertirse en la forma biológicamente activa, P5P, aunque no todas las conversiones son igual de eficaces.

Cuando en la dieta/complementos alimenticios se ingiere vitamina B6 en forma de piridoxal, este se absorbe rápidamente en el intestino delgado y se transporta por difusión pasiva al interior de las células, donde una quinasa específica fosforila la molécula gracias al gasto de ATP y la presencia de magnesio, necesario para activar la enzima. De esta forma obtenemos P5P.

Leer más...

NUTRIENTES BÁSICOS Y CÁNCER

El cáncer es una patología de primer orden en la sociedad occidental. En términos generales, el cáncer surge del daño continuo del ADN y/o de la expresión inadecuada de los genes fundamentales, lo que genera que estas células proliferen de manera descontrolada y den lugar a modificaciones de la forma, tamaño y función del tejido afectado.

Los alimentos pueden ser factores etiológicos del cáncer, de manera que algunos factores dietéticos pueden aumentar o disminuir el riesgo de padecer ciertos tipos de cáncer. El consumo excesivo de grasas en la dieta se ha relacionado con una mayor probabilidad de la aparición de cáncer de mama, colon, pulmón y próstata. Una dieta con exceso de proteínas, principalmente de origen animal, se ha relacionado con un aumento de la incidencia de cáncer de colon y próstata. El alcohol es un factor de riesgo importante para la aparición de tumores de diversos tipos, y la combinación de alcohol y tabaco, tiene un efecto sinérgico sobre el riesgo de padecer un tumor, y en concreto con cáncer colorectal. En cambio, el consumo de al menos cinco porciones de frutas y vegetales de forma diaria ha sido asociado con una incidencia de cáncer disminuida. Las frutas y verduras son una excelente fuente de vitaminas, minerales y otros fitoquímicos, lo que podría jugar un papel en su efecto anticarcinogénico.

Leer más


¿Por qué debe aministrarse L-Metilfolato en lugar de ácido fólico?

l-methylfolateEn los alimentos, aproximadamente el 80% de los folatos se encuentran en forma de poliglutamatos (presentados en varias formas según su estado de oxidación y sustituciones en el anillo), los cuales durante el proceso digestión y metabolismo se reducen a dihidro (DHF) o tetrahidrofolato (THF). El hígado es la mejor fuente ya que el folato se encuentra la forma más activa, 5-metilTHF3.

El ácido fólico, entendido como ácido pteroilmonoglutámico, está totalmente oxidado y es la forma sintética que normalmente aparece en los suplementos o alimentos enriquecidos  pero no de forma natural en cantidades significativas.

Leer más...