¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

Preparación de alimentos

Para conseguir evitar y mejorar patologías crónicas no solo son importantes los alimentos y sus combinaciones, sino también su preparación. Así por ejemplo: cualquier alimento PAC puede pasar de ser beneficioso a ser perjudicial cuando se fríe, o se tuesta, o está muy hecho, o se calienta demasiado...

Alimentos PAC crudos

Verduras, hortalizas, aguacate, aceitunas, jengibre, frutas rojas, frutas, zumos, frutos secos, semillas, especias, pescados, mariscos, carnes, aceite de oliva virgen extra y aceite de coco virgen, son alimentos PAC que pueden tomarse crudos, consiguiendo la máxima acción beneficiosa.

  • Casi todas las verduras y hortalizas pueden comerse crudas.
  • Los zumos de verduras-hortalizas deben ser naturales (no comerciales) y hechos con batidora (no exprimidos). Pueden guardarse en nevera dos días en recipiente hermético.
  • El jengibre fresco (raíz) mejor cortarlo en rodajas o rallarlo, mezclándolo con los alimentos.
  • Las frutas rojas mejor frescas, pero pueden ser congeladas. Puede preparar o comprar mermeladas de frutas rojas (arándanos, moras, fresas, cerezas...), pero sin azúcar, fructosa ni aditivos.
  • Los frutos secos deben ser crudos y sin sal, guardados en la nevera en frasco de cristal (no en plástico).
  • Las semillas: chía, lino, sésamo, calabaza, amapola, girasol..., deben ser crudas, ecológicas y sin sal. Deben molerse con un molinillo de café eléctrico justo antes de tomarse, para no perder sus propiedades y poder absorverse en el intestino. 
  • Los pescados, mariscos y carnes también pueden tomarse crudos, en forma de: tartars, sushi, sashimi, marinados, carpaccio..., o casi sin cocinar. Mejor si las carnes son ecológicas... o de fuente conocida y fiable.

Alimentos PAC cocinados al vapor y a la plancha poco hechos

El cocinado más saludable es el hervido (mejor al vapor)  y en segundo lugar a la plancha pero no muy hecho y casi sin aceite. Los guisos en olla a presión y en cazuela, a fuego lento y con líquido, no son perjudiciales. Los cocinados: frito, al horno, asado, brasa y en wok, son los más perjudiciales. Al cocinar un alimento en seco o con aceite es cuando su acción en el organismo puede ser más perjudicial, tanto más cuanto más cocinado y oscurecido. Si se utiliza aceite de coco virgen la acción es mucho más beneficiosa. . 

  • Verduras y hortalizas. La mejor preparación es al vapor y poco hechas ("al dente"); puede ser más conveniente cocinarlas un poco por la noche. En segundo lugar hervidas en agua, y también salteadas, pero poco hechas, volteándolas continuamente para que no se oscurezcan. La peor es fritas, pero también: brasa, asadas, y cocinadas en wok (cocina asiática).
  • Patata. La mejor preparación es al vapor y con piel, y mejor aún si se toma fría y mezclada en ensalada. La segunda guisadas en líquido. La peor es fritas, pero también: brasa y asadas.
  • Copos de avena integral. No procesados ni cocinados, mezclados directamente con yogur o bebidas. Se mezclan mejor los finos que los gruesos.
  • Legumbres. La mejor preparación es hervidas, y en segundo lugar guisadas en líquido. La peor es salteadas o fritas, y en wok.
  • Quinoa y trigo sarraceno. Hervidos, mezclados en ensalada o de acompañamiento de pescados o carnes.
  • Maíz. En grano hervido. Mejor mezclado en ensalada.
  • Arroz. La mejor preparación es hervido y poco hecho ("al dente"), y mejor aún mezclado en ensalada. En segundo lugar arroz caldoso. La peor es frito, y más con carnes.
  • Pasta. La mejor preparación es hervida y poco hecha ("al dente"), y mejor aún mezclada en ensalada. La peor es gratinada, con queso y/o mantequilla no ecológicos.
  • Pan. Fresco, integral y sin corteza. En segundo lugar, muy ligeramente tostado. La peor preparación es frito, y también tostado muy oscurecido.
  • Claras de huevo y huevo entero. La mejor preparación es hervido (huevo duro), y en segundo lugar: tortilla y huevos a la plancha (no fritos), con unas gotas de aceite esparcidas, no muy hechos. La peor preparación es frito muy hecho y, sobre todo, mezclado con embutidos o queso.
  • Pescados y mariscos. La mejor preparación es al vapor, y en segundo lugar a la plancha con unas gotas de aceite esparcidas, no muy hechos. La segunda guisados en líquido. La peor preparación es fritos, pero también: brasa, asados y al horno.
  • Carnes. La mejor preparación es a la plancha con unas gotas de aceite esparcidas, no muy hechas, eliminando piel y grasa visible antes de cocinar. La segunda guisadas en líquido. La peor preparación es fritas, pero también: brasa, asadas y al horno.
  • Sopas. Naturales, de caldo o purés de verduras, hortalizas y/o legumbres. Mejor de pescados que de carnes.
  • Guisos. El mejor guiso es en olla a presión, y en segundo lugar en cazuela, a fuego lento, pero siempre con líquido: agua, jugo o salsas. Los peores guisos son en seco y, sobre todo, en aceite, y al horno, a altas temperaturas.

Alimentos PAC aliñados con aceite de oliva virgen extra, especias y poca sal

Para amenizar los alimentos PAC crudos, vapor y plancha: poca sal, especias, aceite de oliva virgen extra, aceite de coco virgen y también:

  • Sofritos hechos con alimentos PAC como: ajo machacado, cebolla picada, jengibre fresco rallado, especias y aceite de oliva o coco. Se cocina un poco, sin que quede oscurecido y se utiliza como aliño.
  • Salsas caseras hechas con alimentos PAC, poca sal y mucha imaginación. Mejor salsas crudas que cocinadas, excepto las de tomate.