¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

Alimentos PAC para patologías

Factores de riesgo: tabaco, alcohol, drogas, alimentación inadecuada, falta de ejercicio, exceso de ejercicio, contaminanates, metales pesados (mercurio, cadmio, plomo...), radiaciones (antenas, pantallas...), mal estado psíquico (ansiedad, bajo estado de ánimo, estrés...), falta de sueño o sueño no reparador... 

Patologías crónicas: obesidad, hipertensión arterial, dislipemia (colesterol, triglicéridos), diabetes, síndrome metabólico, asma, coronariopatías, cardiomiopatías, insuficiencia cardíaca, enfermedad vascular periférica, EPOC (bronquitis crónica, enfisema), fibrosis pulmonar, insuficiencia respiratoria, artritis, artrosis, fibromialgia, fatiga crónica, enfermedades inflamatorias intestinales, hepatopatías crónicas, depresión, enfermedades neurodegenerativas, enfermedades autoinmunes, cáncer... etc.

REGLA BÁSICA. Cuanto mayor el número y la gravedad de las patologías crónicas que padece la persona, menor la cantidad de alimentos C y mayor la cantidad de alimentos A, tomando alimentos Pa y Pv en cantidades moderadas y equilibradas. En patologías importantes deben eliminarse los alimentos C, excepto una fruta o ración de fruta al día. Cocinar con aceite de coco virgen.  

Desayuno y tentempiés:

Trocear frutas rojas, frutos secos crudos y semillas de chía, mezclándolos en una taza grande con kéfir natural de oveja o cabra ecológico y una cucharadita de canela en polvo. Té blanco o verde.

Comida y cena:

Mezclar en forma de ensalada varios alimentos A, pudiendo añadir legumbres, quinoa, arroz integral y/o huevo duro. Tortillas, huevos palncha o revoltillos. Pescado, marisco, pollo, pavo, pato o conejo. Cenar poco y más de dos horas y media antes de acostarse. 

Agua. Varios vasos entre comidas de agua mineral natural alcalina.

Otros ejemplos de comidas PAC son:

  • Pan integral con mermelada de frutas rojas. Frutos secos. Bebidas de almendra, avellana, avena o soja.
  • Pan integral con tomate y aceite de oliva virgen extra. Queso o tortilla o huevos plancha. Zumo de hortalizas y/o frutas rojas.
  • Frutos secos. Una ración fruta. Zumo de hortalizas y/o frutas rojas.
  • Yogur desnatado o de soja con frutos secos troceados. Una ración fruta. Té blanco o verde.
  • Huevos y claras a la plancha con pan integral. Té blanco o verde o zumos de hortalizas y/o frutas rojas.
  • Ensalada de: verduras-hortalizas, claras de huevo y legumbres. Frutos secos. Una ración fruta.
  • Ensalada de: verduras-hortalizas, claras de huevo y arroz integral. Pescado o marisco.
  • Ensalada de: verduras-hortalizas, legumbres y queso. Frutos secos. Una ración de fruta.
  • Ensalada de: verduras-hortalizas, aguacate, jengibre. Pescado o marisco. Una ración de fruta.
  • Ensalada de: verduras-hortalizas, claras de huevo y quinoa. Pollo. Una ración de fruta.
  • Ensalada de: verduras-hortalizas, setas y patata. Conejo

 

Alimentaciones PAC específicas para cada tipo de patología crónica:

Alimentación PAC/obesidad, para mejorar el exceso de peso y la obesidad.

Alimentación PAC/hipertensión-arritmias, para mejorar la hipertensión arterial y las arritmias cardiacas.

Alimentación PAC/dislipemia, para mejorar el colesterol, los triglicéridos, el ácido úrico y la aterosclerosis.

Alimentación PAC/diabetes, para mejorar la diabetes y sus complicaciones.

Alimentación PAC/asma, para mejorar el asma.

Alimentación PAC/neumopatía, para mejorar las neumopatías crónicas como: EPOC, fibrosis pulmonar e insuficiencia respiratoria.

Alimentación PAC/cardiopatía, para mejorar las cardiopatías crónicas como: insuficiencia coronaria (angina, infarto...), arritmias, valvulopatías, cardiomiopatías e insuficiencia cardiaca.

Alimentación PAC / fibromialgia y fatiga crónica, para mejorar la fibromialgia, la fatiga crónica y los dolores osteomusculares.