¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

Alimentos ecológicos

Las personas con factores de riesgo y/o patologías crónicas, deberían tomar ecológicos los siguientes alimentos: huevos, quesos, semillas, algas, arroz integral, pasta integral, pseudocereales (quinoa, trigo sarraceno...), soja, maíz, avena, especias y miel.

El principal problema de los alimentos ecológicos es el precio, pero se ha demostrado que son más saludables (contienen más nutrientes beneficiosos y menos tóxicos y nutrientes perjudiciales), lo que resulta especialmente importante para las personas con factores de riesgo (tabaco, alcohol, estrés, contaminación, sedentarismo, alimentación inadecuada...) y/o con patologías crónicas (obesidad, hipertensión, dislipemia, diabetes, cardíacas, respiratorias, digestivas, reumáticas, neurológicas, psíquicas...).

Si presenta factores de riesgo o padece patologías crónicas y sigue una alimentación PAC, es importante que en su despensa sean ecológicos como mínimo: huevos, quesos, semillas, algas, arroz integral, pasta integral, pseudocereales (quinoa, trigo sarraceno...), alimentos con soja, maíz y avena de todo tipo, especias y miel.

Si le resulta difícil tomar alimentos ecológicos, los siguientes consejos pueden serle útiles:

  • Tome pocos huevos enteros no ecológicos. La clara de huevo puede ser de huevos no ecológicos (tirando la yema).
  • Si los lácteos (leche, yogur, queso) no pueden ser ecológicos, tómelos desnatados o bajos en grasa.
  • Si las carnes no pueden ser ecológicas, tome pollo de corral y carnes poco grasas, eliminando piel y grasa visible. Los embutidos ibéricos de bellota son ecológicos.
  • El pescado más contaminado es el graso de gran tamaño como: pez espada (emperador), caballa gigante y atún. También está contaminado el salmón de piscifactoría, el panga, la perca y el cangrejo (cuerpo).
  • Compre alimentos de temporada, autóctonos..., de fuente conocida y fiable.
  • Lave muy bien frutas, verduras y hortalizas, sacando siempre piel y hojas externas.
  • Intente evitar los alimentos industrializados, envasados, precocinados...
  • Si come en restaurantes, mejor de mercado y que utilicen aceite de oliva, optando preferiblemente por alimentos crudos, plancha y comidas recién hechas. No tome guisos ni fritos.